20 NOVIEMBRE. DÍA MUNDIAL DE LA INFANCIA

EL COOCV RECOMIENDA REVISAR LA VISIÓN DE LOS NIÑOS AL MENOS UNA VEZ AL AÑO PARA LA DETECCIÓN PRECOZ DE ALTERACIONES VISUALES

Debido al continuo crecimiento de los niños y adolescentes es fundamental acudir al óptico-optometrista para realizarles un completo examen visual al menos una vez al año, para detectar de forma precoz alteraciones visuales como miopía, hipermetropía, astigmatismo o problemas binoculares o acomodativos, que les provoquen cansancio visual.
Una mala visión, consecuencia de una graduación no corregida o de problemas binoculares y / o acomodativos, puede suponer un gran obstáculo para el desarrollo personal y el correcto rendimiento escolar de los menores.
Normalmente los niños pequeños no reconocen si su visión es correcta o no, ya que no tienen referencias propias de lo que supone una buena visión. Por este motivo, los padres y los educadores deben estar atentos a diferentes signos y comportamientos que puedan ser consecuencia de un problema visual no tratado como acercarse mucho al papel, torcer la cabeza cuando lee o escribe, confundir letras y palabras con frecuencia, problemas para copiar de la pizarra, cansancio y falta de concentración, tropezarse con frecuencia o frotarse los ojos. Existen otros signos más evidentes como entrecerrar los ojos al fijar algún objeto, torcer o desviar un ojo, guiñarlo con frecuencia o quejarse de dolor de cabeza cuando lee o estudia.

VIDEOS DE ANIMACIÓN CON CONSEJOS
En el Día Mundial de la Infancia el COOCV te ofrece la posibilidad de volver a ver diferentes vídeos de animación con consejos y recomendaciones sobre diferentes temas relacionados con su salud visual como el uso abusivo de pantallas electrónicas, la importancia de la visión binocular o los últimos tratamientos para frenar el avance de la miopía, la alteración visual con una mayor incidencia en menores de 15 años.